Las webs móviles Y el comercio electrónico 

2 Apr, 2015

Cuando realizamos una compra ya no pensamos en lo que nos va a durar lo que estamos comprando. Salvo los grandes electrodomésticos, no esperamos que la cafetera dure demasiado, o al menos eso es lo que quiere el fabricante que a los dos años nos está vendiendo una nueva.

Hace mucho que, cuando compramos ropa, no esperamos que sea duradera y, si es infantil, nada de que sea “heredable” por hermanos o primos.

De hecho las “tiendas de ropa” cambiaron su autodenominación por “tiendas de moda”, para dejar claro el concepto de caducidad temprana en ciclos anuales. Después de asumir esto ha llegado el comercio electrónico, donde ya el año pasado la venta de ropa, perdón, de moda, se ha colocado en primer lugar.

Para el comercio electrónico en general y para las venta de ropa y complementos en particular el email marketing forma parte obligada del éxito en ventas por la fidelización y recurrencia que se consigue del cliente, al igual que en el mundo real conocemos grandes marcas que no pueden dejar de hacer publicidad para mantener sus ventas.

En paralelo, la penetración del móvil, o mejor dicho del smartphone, es tan alta en España que hemos superado la curva de crecimiento rápido. Tanto es así, que Google ya ha anunciado que primará las webs que tengan su versión móvil sobre las que no la tienen en las búsquedas móviles. Algo que es bastante lógico, ya que si tu web no está adaptada al móvil, tu visitante móvil se irá rápido y la visita conseguida gracias al buscador no servirá para mucho.

Es normal por tanto que haya cada vez más empresas que han visto en las webs y las aplicaciones móviles una manera de unir la movilidad con el email marketing y un filón para seguir expandiendo su negocio. Para algunos clubs de venta privada sus ventas a través del móvil, gracias a las apps, supera el 50% del total de las ventas. El mejor ejemplo de esto son las apps de moda, como la versión para Ipad de Zara o como la de Zalando -que también está disponible para Ipad y Android-, con las que el cliente puede comprar en un clic porque ya está identificado y donde la compra por impulso hace que el ratio de conversión sea muy superior al del email marketing.

Además hay un punto muy interesante, y es que el contenido de las app móviles pueden ser indexadas en Google, de forma que la duda existencial entre web móvil o app móvil tiene un argumento menos para inclinarse por la primera. Esto permitirá a las tiendas online alinear mucho mejor sus estrategias de movilidad y marketing.

Esto me lleva a pensar, que no sería de estrañar que en un futuro en los resultados orgánicos de búsqueda en Google obtengamos enlaces directos a los productos (no sólo contenido) de las aplicaciones móviles, con permiso de Google Shopping, claro.

Fuente: Logic.com

FacebookTwitterMore...