La convergencia imparable entre Relaciones Públicas y Marketing

15 Apr, 2015

En los últimos cinco años, la profesión de relaciones públicas/comunicación ha evolucionado más que en las últimas tres décadas. Se estima que los pasos vayan a ser todavía mayores dado que cada vez más profesionales están desarrollando sus estrategias teniendo en cuenta la relación con los consumidores/clientes de su empresa, con los que se comunican a través de los canales de social media. Para ello, la convergencia entre las Relaciones Públicas y el Marketing es fundamental. Veamos a continuación qué aspectos están en primera línea de esta confluencia:

* La identidad de un producto/servicio la construyen los usuarios. Los valores y la reputación de un producto se conceptualizaban desde dentro de la organización, que antes los ejecutaba desde el departamento de Marketing con apoyo de Publicidad y Relaciones Públicas. Actualmente, son las organizaciones las que van aceptando que los consumidores/usuarios sean los que, con sus opiniones, describan los beneficios de ese producto/servicio y el impacto que mejora sus vidas. Para las empresas, salir de la zona de confort mediante la cesión de poder a los consumidores/usuarios para construir la reputación de la marca les está permitiendo obtener una adhesión más fiel y duradera. Además, los contenidos de calidad con carácter informativo elaborados por las empresas permiten predisponer más favorablemente al consumidor y reforzar su adhesión. Cualquier contenido con un enfoque comercial o publicitario se está rechazando de inmediato e influye negativamente sobre otros consumidores y la marca.

* Visión de negocio primero; después, en comunicación. Actualmente se requiere de los profesionales de la comunicación que aporten estrategia con la vista puesta en hacer crecer el negocio y los productos/servicios, pasando su propia especialidad en comunicación a un segundo término. La división existente entre comunicación corporativa y comunicación de marketing va desapareciendo, dado que la reputación de la corporación se construye ahora desde los clientes y otros stakeholders, y no tanto desde dentro.

El enfoque social y digital de la marca y los productos hace que los departamentos de Marketing y Relaciones Públicas/Comunicación estén a la fuerza hermanados, y se espera que “del roce nazca el cariño”. Existe todavía bastante recelo por la pérdida de autoridad que podría suponer, pero para alcanzar esa visión holística en beneficio del negocio requiere de la colaboración de ambos. Los que más rápidamente comprendan esta visión del negocio serán los que más fácilmente crecerán dentro de la organización. Aptitudes de negociación y mediación, tan propias de las relaciones públicas/comunicación, ayudarán a escalar posiciones, ya que permitirá a los profesionales aportar claridad a situaciones complejas o tensas con mayor facilidad.

* El contenido es el rey. Los profesionales que pongan una línea divisoria entre las Relaciones Públicas y el Marketing son ya parte de la antigua escuela. Aunque el concepto publicity, creado en 1929 por el padre de las relaciones públicas de la era moderna, Edward L. Bernays, revive con auge, debe ahora convivir con los de storytelling y content marketing. Para ello, las empresas han aprendido a convertir los contenidos complejos en llanos, y los mundanos en excepcionales.

* Monetizar las relaciones. La habilidad en convertir en ingresos las relaciones sociales online y sus contenidos es un nuevo eje del crecimiento del negocio. En la comunicación online, ya hemos pasado por las fases de creación, crecimiento y mantenimiento de las relaciones, pero desde hace ya más de tres años, el objetivo de monetizarlas, siempre salvaguardando el contenido y las formas, es ya un hecho. Además, la escucha cada vez se mide mejor dado que se van estableciendo más criterios cualitativos y automatizados de medición, pero la validación humana se mantiene en alza. Por suerte, hemos vencido la barrera de dedicar presupuesto para medir y, gracias a la tecnología, se ha abaratado tanto el monitoring que permite a las compañías, por pequeñas que sean, que tengan herramientas de medición a medida de sus presupuestos. Quizás el problema lo tenemos en que los profesionales todavía estamos muy poco formados en interpretar las analíticas y el Big Data.

Fuente: mediossociales.es

FacebookTwitterMore...